"Pongamos la bondad de moda"

"Dar es recibir!! Gracias Dios por cada día que me permites ser un poco más útil."

"Cada persona que ves está luchando una batalla de la que no sabes nada, se amable"

Paciente: Abraham Ramos
Hay muchas necesidades en los centros de salud pública de Venezuela, esta semana comenzamos nuevamente la búsqueda de válvulas para pacientes con Hidrocefalia, aquí les dejo la historia de este pequeño y su mamá. Ojalá que pueda muy pronto regresar a casa junto a sus hermanos y que esté intervención sea la definitiva.

Este es otro caso del JM de Los Rios el pequeño Anuel... Como él, hay millones de niños y familias en Venezuela esperando ayuda. No importa a quién o a través de quién decidamos actuar, lo único importante es no quedarnos de brazos cruzados.

Yo solía creer que una sola acción no cambiaba el mundo, que era demasiado poco ¡Qué equivocada que estaba! Una sola vida vale por toda la humanidad. Por eso, salvemos aunque sea una vida, ayudemos aunque sea a una persona. Y pongamos la bondad de moda Venezuela “Se tú el cambio que esperas ver en el mundo”.

Y resulta que las cosas más útiles que he hecho en mi vida, no las hice para mí... Sólo ahora entiendo el inmenso placer de servir. En toda la extensión de la palabra y conjugación del verbo. “Sirvo” para algo, cuando sirvo para alguien. Y es que resulta que “si no vives para servir, no sirves para vivir”!!! Gracias Dios, porque tal vez si no pierdo lo que creía importante, no encuentro lo que en verdad lo es.



“Cualquier cosa que podamos dar es nada, comparado con lo que recibimos de estas personas!! Nuestra gente del JM de los ríos, niños valientes y madres maravillosas, que acompañan sus batallas y las libran junto a ellos. Quizás habrá carencias materiales, pero son millonarias en principios y en eso que llaman “don de gente”.

“Dios me hizo un regalo al cruzarme con estas personas. Sé que lo que les damos se queda corto, quisiera que fuera mucho más. Por el contrario, lo que recibimos de ellos, no tiene precio”.

"Una sonrisa vale más que mil palabras"

Luis Bernal es uno de los pequeños consentidos que se encuentran en el hospital JM de los ríos un centro de salud público especializado en el área de pediatría y con áreas de medicina general. Con 7 años de edad, sufre de Hidrocefalia Congénita, lleva cuatro meses en el hospital, esperando la válvula de presión media para su operación.

“Con muchísima valentía, le pone a los momentos difíciles una sonrisa llena de optimismo. Creo que algún día será un gran comunicador de este país, tal vez el próximo animador de Súper Sábado Sensacional.”

“Ya pronto llega su válvula, para que pueda volver a casa. Dios lo ha premiado con una entereza que es inspiración para quienes tenemos la suerte de conocerlo.”

“Siempre que lo visitamos nos dice “mis amigas siempre”. Así es mi Luis, la amistad no abandona, no falla, no se cansa ni se rinde. Los amigos somos para siempre.”

Ya quiero que lo operen, ya quiero que esté en su casa, teniendo una vida mucho más normal.

¡Qué belleza como mi Luis Bernal nos has unido en una cadena de amor!

Sin excusas: Una sonrisa que une a los venezolanos



La periodista venezolana Rocío Higuera de la mano de un pequeño grupo de artistas se une para aportar la mayor ayuda posible a casos críticos de salud en los niños.




El hospital JM de los ríos es un centro de salud público especializado en el área de pediatría y con áreas de medicina general, ubicada en san Bernardino-Caracas, para dedicarse a ayudar casos especiales o en estado crítico de los niños que allí se encuentran.

Luis Bernal es uno de los pequeños consentidos que allí se encuentran. Con 7 años de edad, sufre de Hidrocefalia Congénita, lleva cuatro meses en el hospital, esperando la válvula de presión media para su operación. “Por favor! Menos bla bla bla, más corazón”

“Luis Bernal con muchísima valentía, le pone a los momentos difíciles una sonrisa llena de optimismo. Creo que algún día será un gran comunicador de este país, tal vez el próximo animador de Súper Sábado Sensacional”

“Estamos enamoradas de su carisma e inteligencia, mi futuro periodista Luis Bernal Dios te bendiga!! Ya pronto llega su válvula, para que pueda volver a casa. Dios lo ha premiado con una entereza que es inspiración para quienes tenemos la suerte de conocerlo”

“Cada persona que ves está luchando una batalla de la que no sabes nada, se amable”

¿Qué les dices a quienes te critican o insinúan de tus intenciones como excusa para generar seguidores?

“Aquí nadie busca vanagloriarse, ni insinuar que se está cambiando el mundo. Estamos demasiado lejos de lograrlo. La única intención es tratar de ser lo más útiles posibles. Quejarnos menos y hacer más. En esta situación país tan complicada, un corazón conmovido vale mucho más que uno indiferente. En esta situación país, sólo en la unión está la fuerza”

Aprecio la crítica. Pero deseo de corazón que cada persona que critica saque unas cuantas horas de su valiosísimo tiempo para hacer algo por alguien más. Visitar hospitales sería un buen comienzo.

Que si la niña o el niño no se ríe en la foto, que si salgo de lado y no de frente, que si me hubiese gustado con un fondo color turquesa... ¡Por favor! Menos “bla bla bla”, más corazón

-Y Luis Bernal debe estar muy agradecido por todo esto.

“Nuestro angelito hoy nos ve y nos dice “mis amigas siempre”. Así es mi Luis, la amistad no abandona, no falla, no se cansa ni se rinde. Los amigos somos para siempre”

“Dar es recibir!! Gracias Dios por cada día que me permites ser un poco más útil”

-Rocío no eres la única que acude a los pasillos de este hospital, sabemos que Fanny Ottati es una de tus fieles acompañantes en estas visitas?

“Dios escribe recto en líneas torcidas. Fanny Ottati fue a visitar a su pequeño novio Luis Bernal (así le dice) en el JM no sé ni cómo expresar la alegría que tengo y el orgullo, de saber que “los buenos somos más”, como asegura Caterina Valentino. Venezuela se parece más a este amor, que al odio y la tristeza que a veces encontramos en la calle”

Ya quiero que lo operen, ya quiero que estés en su casa, teniendo una vida mucho más normal. Hace un par de semanas colgamos un video diciendo que faltaba dinero para su válvula, y desde EE.UU nos contactó una persona para ayudar. Nos dijo “cómo saber que puedo ayudar y dormir tranquilo si no lo hago” ¡Qué belleza mi Luis Bernal nos has unido en una cadena de amor.

“Ojalá pudiéramos poner la bondad de moda”

-Porque no importa lo difícil que parezca, siempre hay un camino cuando la fuerza viene del corazón, es así?

“Cualquier cosa que podamos dar es nada, comparado con lo que recibimos de estas personas!! Nuestra gente del JM de los ríos, niños valientes y madres maravillosas, que acompañan sus batallas y las libran junto a ellos. Quizás habrá carencias materiales, pero son millonarias en principios y en eso que llaman “don de gente”.

Dios me hizo un regalo al cruzarme con estas personas. Sé que lo que les damos se queda corto, quisiera que fuera mucho más. Por el contrario, lo que recibimos de ellos, no tiene precio”

“Ya sé que una acción no cambia el mundo, pero puede cambiar una vida y un corazón conmovido vale más que uno indiferente”




La periodista venezolana Rocío Higuera, mantiene la fe en un país que saldrá adelante, con el amor y calor de su gente, brindando sonrisas y llevando esperanzas a los guerreros de nuestra Venezuela amada.

En compañía de un pequeño grupo de personas, visitó el hospital JM de los ríos, un centro de salud público especializado en el área de pediatría y con áreas de medicina general, ubicada en san Bernardino-Caracas, para dedicarse a ayudar casos especiales o en estado crítico de los niños que allí se encuentran.

Para aportar un granito de arena a un país que hoy se arropa de situaciones tristes porque “los buenos somos más”

-Para nadie es fácil, vivir estas experiencias de quienes no por elección, les ha tocado luchar por un día más… ¿te ha replanteado balances de vida? ¿Cómo ha sido esta experiencia para ti?

Una vez leí que “Si no vives para servir, no sirves para vivir”. Gracias a Adriana Diaz Serpa, quien es terapeuta de lenguaje y trabajo durante muchos años con niños autistas… vio en las redes sociales que había una niñita con hidrocefalia en estado crítico… ella me invita a visitar el hospital JM de los Ríos, cuando llegamos ahí la primera vez sin mayores pretensiones, comenzamos a hacer un trabajo de hormiga, con muy pocas personas involucradas y comenzamos a comprar algunas cositas para donarlas.

“Siempre se puede sonreír, no hay excusas”

“Me he dedicado al piso cinco del JM de los ríos que es netamente neurología, donde hemos conseguido varios casos de hidrocefalia, complicados con otras patologías comunes y muchas veces con bacterias, varios de ellos necesitaban válvulas para su intervención quirúrgica y afortunadamente ya hemos entregado unas cuantas válvulas, me llena el corazón ver que cada día se suman más personas a esta labor, la cual comenzamos sin mayor pretensión, sólo con ganas de no cruzarnos de brazos. Pero bueno… “el trabajo continúa”

“Estas sonrisas me hace confiar en el porvenir aunque el presente sea difícil”

-El trabajo continúa y vemos que utilizas tus redes sociales para conseguir la ayuda necesaria ante estos casos, sin embargo comentabas en alguna de tus fotos que no era tu primera opción hacer de esto un escándalo o llevarlo al ojo público… ¿Qué te hizo cambiar de idea?

Que lo que haga tú mano derecha no lo sepa tú izquierda ¡cuánta verdad!

Algunos me dicen que no hay nada humanitario en hacer labor social y más tarde publicarla. Les confieso que puedo estar muy de acuerdo con ese punto de vista, pero toda regla tiene su excepción. Estábamos en la diatriba de publicar o no publicar este tipo de situaciones porque no me gusta hacer alarde del aporte social que uno pueda dar, sin embargo, como nos dimos cuenta de que hacían falta muchas cosas que humanamente nosotros no podíamos cubrirlas todas, comenzamos a colgar algunas imágenes y videos en instagram para conseguir ayuda.

Por ejemplo hace unos días colgamos un video diciendo que faltaba dinero para tu válvula, y desde EE.UU. nos contactó una persona para ayudar. Nos dijo “cómo saber que puedo ayudar y dormir tranquilo si no lo hago??” Qué belleza como estos niños nos han unido en una cadena de amor.

Por cosas de la vida, yo -que al estudiar periodismo soñaba únicamente con escribir-, terminé convirtiéndome en eso que llaman “figura pública”, me suena hasta arrogante mencionarlo. Pero digamos que, sin buscarlo, pasó.

Si cuelgo fotos de las visitas al JM de los Ríos es porque tengo 483 mil seguidores por acá. De los cuales, unos cuantos sólo me han acompañado para criticarme (haga lo que haga). Son muy pocos la verdad.

La gran mayoría es gente noble, de principios, con un amplio sentido humanitario. Sé que a ellos les interesará saber cómo colaborar.

Tal vez una imagen logre inspirarlos para acercarse también a este lugar y conocer la historia de tantos pequeños. Quizás alguna de estas fotos pueda conmover a alguien con la capacidad para hacer un donativo y salvar una vida.

A lo mejor, por una foto al menos una persona se entusiasma a replicar el bien. O simplemente se cerciora de que al hacer un aporte, no se perderá en el camino, llegará a su destino.

Quizás una imagen no cambia nada, pero a lo mejor cambia todo para un ser humano. Ni se imaginan cuánta ayuda (sin ser fundación ni pretender serlo) hemos recibido gracias a lo que hemos mostrado por acá.

“aquí nadie busca vanagloriarse, ni insinuar que se está cambiando el mundo. Estamos demasiado lejos de lograrlo. La única intención es tratar de ser lo más útiles posibles. Quejarnos menos y hacer más”

En esta situación país tan complicada, un corazón conmovido vale mucho más que uno indiferente. En esta situación país, sólo en la unión está la fuerza.

Aprecio la crítica. Pero deseo de corazón que cada persona que critica saque unas cuantas horas de su valiosísimo tiempo para hacer algo por alguien más. Visitar hospitales sería un buen comienzo...que si la niña o el niño no se ríe en la foto, que si salgo de lado y no de frente, que si me hubiese gustado con un fondo color turquesa... ¡por favor! Menos “bla bla bla”, más corazón…

-Para cerrar esta entrevista que a muchos nos va a servir de reflexión para darnos un aire de esperanza en estos días de incertidumbre… Te cito “Podríamos colocar la bondad de moda quizás?”

Así es… como lo digo en las redes sociales “al final no me parece una mala idea poner la bondad de moda”

En estos tiempos en los que no pareciera ser lo más popular porque estamos ocupados resolviendo lo urgente y saliendo al paso de la vida que en Venezuela no es nada fácil.

“Mientras yo este acá quiero aprovechar el tiempo para ayudar a mi país”